Inicio / Noticias / COPRECI, S.COOP MAXIMIZA EL POTENCIAL DE LOS MERCADOS EMERGENTES DESDE TURQUÍA

Noticias

COPRECI, S.COOP MAXIMIZA EL POTENCIAL DE LOS MERCADOS EMERGENTES DESDE TURQUÍA

2018-05-30

Copreci visualizó allá por 2014 el potencial que los nuevos mercados emergentes iban a generar a futuro. Una previsión fruto de su ardua labor en el campo de la internacionalización , siendo una de las empresas vascas pioneras en ese campo. Y razón no le faltaba, ya que, desde que se establecieron en Turquía hace catorce años , su planta productiva no ha dejado de crecer año tras año hasta contar con unas instalaciones de 2.000 metros cuadrados , una plantilla de más de 100 personas y una producción de alrededor de 10 millones de componentes para las cocinas a gas, concretamente las válvulas. Toda una infraestructura que hará posible que al cierre del presente ejercicio alcancen unas ventas de 31 millones , según estima el plan de gestión para este año.

Como explica el gerente de Copreci Turquía , Andoni Pagonabarraga, la ubicación de su factoría es “estratégica, ya que Turquía se ha convertido en un polo importante para el sector de línea blanca”. Desde su ubicación en el municipio de Gebze, en la provincia de Kocaeli , abasten tanto al mercado local como al área MENA ( Medio Oriente y Norte de África), unas zonas “con una expectativa de crecimiento muy fuerte, siendo Egipto e Irán los países referentes en la zona.”

Y es que en su opinión, una de las grandes ventajas de la implantación en tierra turcas es que el cliente local percibe una cercanía, tanto física , lo que se traduce en un servicio ágil y eficaz , como un trato local con interlocutores con una misma cultura e idioma “ lo que nos hace entender sus inquietudes y poder satisfacer sus expectativas con mayor posibilidad de éxito. Todo ello aderezado con un liderazgo en cuanto a know-how , altos estándares de calidad y avanzada operativa industrial , lo que nos sitúan como líderes y como marca referente en el mercado turco.

Sin embargo, Pagonabarraga también advierte de que no hay que minusvalorar los riesgos que existen en cualquier implantación exterior.

Empresa XXI